Esta web utiliza cookies propias y externas para ofrecerte una mejor experiencia como usuario. Si aceptas, consideramos que aceptas su uso. Para más información consulta nuestra política de cookies.

SHARE
ATRAS

LINQ cierra una ronda de inversión de 1,24 millones de euros

2022-03-09

El nuevo capital permitirá a la compañía acelerar su expansión internacional

La start-up guipuzcoana LINQ ha culminado un proceso de ampliación de capital de 1.240.000 € para financiar su proceso de crecimiento e internacionalización. La compañía radicada en Donostia - San Sebastián tiene su origen en la transferencia de tecnología desarrollada desde el centro tecnológico CEIT, socio de LINQ, en el ámbito electromagnético y en la experiencia y capacidad del equipo promotor en el sector de automoción, desarrollando sistemas para optimizar los procesos productivos.

En palabras de Ibon Iribarren, CEO y cofundador de LINQ, “este nuevo capital nos permitirá acelerar nuestro lanzamiento de productos al mercado y nuestra expansión internacional, aspecto clave para nosotros dado el marcado carácter global de la empresa.”

LINQ se dedica a la inspección no destructiva electromagnética para control de calidad de procesos de fabricación, construyendo máquinas y equipos de inspección para industrias como la automoción, línea blanca, siderurgia, etc. Su misión es apoyar a estas empresas en su objetivo hacia los cero defectos en la fabricación de piezas ferromagnéticas. Para ello aplica métodos no destructivos (NDT) mediante técnicas electromagnéticas que detectan propiedades mecánicas de las piezas (dureza, profundidad de capa tratada, límite elástico, etc.). LINQ desarrolla también herramientas digitales avanzadas para una automatización inteligente procesos intralogísticos y productivos, para optimizar la eficiencia y el rendimiento de plantas industriales.

Hoy día, la inmensa mayoría de procesos para verificar las propiedades mecánicas de estas piezas son evaluados mediante técnicas destructivas, lo que incrementa los costes, los tiempos, y reduce la fiabilidad. La tecnología de la start up guipuzcoana, fundada en 2018, fruto de un desarrollo con el Centro Tecnológico CEIT, permite realizar un control de calidad más rentable, rápido y fiable del 100% de las piezas aplicando técnicas magnéticas.

Esto ha hecho que sus soluciones hayan despertado un gran interés y que a pesar de su juventud, la empresa, que cuenta con una plantilla de 12 personas, se haya labrado ya un gran prestigio en un sector cuyo mercado global está en fase inicial de crecimiento y desarrollo. Iribarren asegura que esto se debe en parte a que “la tecnología de LINQ contribuye a la reducción de emisiones y del consumo energético en industria y, por tanto, a la descarbonización de los procesos productivos”.

La ronda de inversión ha sido liderada por el fondo UN I+D+i Technology Transfer, gestionado por Clave Mayor y focalizado en transferencia de tecnología. A su vez, la ampliación de capital ha sido complementada por los fondos CDTI Innvierte, Radar Ventures y EIT Manufacturing, la mayor comunidad de la industria manufacturera en Europa.