Esta web utiliza cookies propias y externas para ofrecerte una mejor experiencia como usuario. Si aceptas, consideramos que aceptas su uso. Para más información consulta nuestra política de cookies.

SHARE
ATRAS

Una solución para controlar la calidad de piezas offshore fabricadas mediante WAAM y con nano-recubrimiento

2022-03-22

Tecnología WAAM

La tecnología WAAM (Wire Arc Additive Manufacturing) es un proceso de fabricación aditiva que combina material metálico en forma de hilo con técnicas de soldadura al arco para fundirlo y generar las capas que conformarán la geometría de la pieza final. Entre las diversas aplicaciones de esta tecnología se encuentran las piezas offshore, utilizadas en alta mar. Estas piezas se encuentran expuestas al agua y al aire cargados con altos índices de sal, así como de otros elementos que se encuentran en el agua. La tecnología WAAM, combinada con un correcto recubrimiento de nano partículas, se emplea precisamente para proteger las piezas de dichos agentes.

LINQ ha desarrollado un proyecto para validar la inspección no destructiva (NDT) que permita controlar las dimensiones del proceso de fabricación aditiva y la posterior deposición de las nano partículas. Con nuestra solución basada en cámaras láser se pueden verificar que las dimensiones de la pieza fabricada son correctas y que la deposición del nano recubrimiento es efectiva.

Esta solución permitirá dar un impulso a la fabricación de piezas metálicas basado en WAAM, técnica que permite reducir los residuos en la generación de piezas metálicas y que sustituye a tecnologías tradicionales como el torneado o fresado. Dicha tecnología WAAM consiste en un proceso de soldadura de modelos 3D usando robots de soldadura de forma similar a una impresora 3D, la cual genera productos metálicos en lugar de las de plástico. El proceso consiste en un arco eléctrico que funde el alambre de metal y se deposita gracias al control de un brazo robótico para construir la forma deseada.

Las principales ventajas de la tecnología WAAM son la facilidad para hacer grandes piezas metálicas, la flexibilidad en la elección del material en comparación con otros métodos de soldadura aditiva y la explotación de la materia prima, reduciendo significativamente la cantidad de residuos generados. Sólo es usado el material necesario para la morfología definida de la pieza que se está construyendo.
Esta tecnología presenta actualmente interés en diversos sectores, no solo en la del metal, entre los que destacan el aeroespacial, naval, automoción, moldes y matricería, energía y construcción (arquitectura).

Esta tecnología de inspección por visión ha sido desarrollada junto al centro de investigación Ceit, miembro de BRTA, en el marco del proyecto WAMECH, que ha sido financiado por el programa Hazitek de ayudas para proyectos de investigación industrial o desarrollo experimental del Gobierno Vasco.